Vie. Mar 31st, 2023

    Todas y cada una de las millas de millones de células Que hay en nuestro cuerpo cambia con el paso del tiempo. En medida que envejecemos, estas estructuras van acumulando daños. Y esto, a la larga, produce la pérdida de funciones en órganos y tejidos, la aparición de enfermedades y, finalmente, la muerte. «El envejecimiento es la causa de la gran mayoría de las enfermedades«, explica con talante didáctico la investigadora María Blasco, director del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO). «Cada vez hay más estudios que pretendan escuchar los mecanismos detrás de este proceso para poder frenarlos, revertirlos y retrasarlos. Gracias a esto, puede que algun dia podamos ‘curar’ el envejecimiento«, destaca la experta en una entrevista con EL PERIÓDICO.

    Blasco es una de las científicas que, junto a un panel internacional de expertos, firma uno de los análisis más exhaustivos hasta la fecha sobre qué sabemos (y qué no) sobre los indicadores moleculares del envejecimiento. El trabajo, publicado recientemente en la prestigiosa revista ‘Cell’, resume los «avances espectaculares» realizados en la última década y que han dado lugar a más de 300.000 publicaciones científicas. «Audiencia por qué ocurre los daños celulares que relacionamos con el envejecimiento abre la puerta a desarrollar terapias especificas para, por ejemplo, prevenir la aparición de enfermedades degenerativas y mejorando el tratamiento de algunas patologías”, comentó el investigador.

    «To listening por qué ocurre los daños celulares que relacionamos con el envejecimiento abre la puerta a desarrollar terapias específicas»

    Cuatro detonadores

    El análisis identificó cuatro «detonantes» del envejecimiento. Es decir, los mecanismos fisiológicos que llevan a nuestras células a acumulación de daños. Según explica los expertos que han liderado este análisis, se trata de procesos que ocurren a escalamolecular y que están fuertemente interconectados. es el caso, por ejemplo, del acortamiento de los telómeros (unas estructuras que protegen el final de los cromosomas). Donde la acumulación de mutaciones que se produce cuando las células se multiplican. «Estos procesos ocurren en todos nosotros, aunque no a la misma velocidad“, Matiza Blanco.

    El acortamiento de los telómeros, por ejemplo, se ha relacionado con la aparición y el avance de enfermedades degenerativas como el alzhéimer. Lo mismo ocurre con las alteraciones genéticas y los otros desequilibrios moleculares relacionados con el envejecimiento. «Si entendemos cómo actuar sobre cada uno de estos procesos moleculares podemos lograr avances espectaculares como por ejemplo, Retrasar la aparición de enfermedades, curar patologías degenerativas estás esperando Alargar la esperanza de vida de una persona“, comenta el científico.

    En estos momentos, según detalla Blanco, los laboratorios de todo el mundo están intencionando resolver el rompecabezas qu’implica revertir cada uno de estos procesos moleculares. «Los esfuerzos se centran, sobre todo, en las enfermedades degenerativas Porque al fin y al cabo son una necesidad médica. Pero el avance de la investigación podría, algún día, aplicarse para retrasar la aparición de problemas médicos y ‘curar’ las causas del envejecimiento“, agrega el experto.

    Las claves para envejecer mayor

    noticias relacionadas

    Hoy por hoy, hoy no hay una fórmula mágica de lo permitido frenar (or retrasar) el envejecimiento. Lo que sí tenemos son algunas pistas sobre cómo causar el menor daño posible en nuestras células. «Los hábitos nocivos (como una mala dieta, el tabaquismo o la exposición a la contaminación) exponen a nuestras células a una serie de daños que, a la larga, pueden causar el deterioro de órganos y tejidos. Así que todo lo que sea llevar un estilo de vida saludable ayudara a minimizar este riesgo«, comentó Blasco. «Esto no significa que comer bien evitará que te enfermes, porque ninguna dieta puede prometer eso, pero sí que te ayudará a reducir algunos riesgos», matiza la científica.

    «Los hábitos nocivos (como una mala dieta, el tabaquismo o la exposición a la contaminación) exponen a nuestras células a una serie de daños»

    En un futuro más o menos cercano, Blasco espera que haya tratamientos a la carta para ‘curar’ las causas del envejecimiento. «No habrá una pastilla que te haga inmortalpero quizás sí que haya una que pueda administrarse a personas que, por ejemplo, tienen muchas probabilidades de desarrollar un cáncer de pulmón para prevenir o revertir la parición de la fermedad«, vislumbra la científica. Lograr este objetivo podría convertirse en algun clave para un futuro que, según apuntan los expertos, cada vez habrá más población envejecida (y más carga de enfermedades asociadas con la edad).

    Por admin