Lun. Jul 22nd, 2024

    Hace nueve meses la aerolinea Avianca solicitó la integración de Aeronáutica Civil con Viva Air. Pesando los diversos obstáculos administrativos y legales que se presentan al final del proceso, Avianca se mostró muy interesada en conseguir la recuperación de la aeronave ‘low cost’, que fue suspendida durante las operaciones del pasado 27 de febrero.

    Tras un ‘tire y afloje’ entre Avianca y la Aerocivil, esta última dio el aval para la fusión de las aerolíneas, pero bajo algunas condiciones.

    Este sábado, que era el último plazo para que Avianca decidirá si acepta o no los condicionamientos de la Aerocivil, la empresa notificó que desistió de su interés en Viva Air.

    “Luego de estudiar en detalle la resolución 873 de 2023 de la Aerocivil y señalar que las condiciones de la Aerocivil imposibilitan la recuperación de Viva y podrían incluir o afectar la estabilidad de Avianca, lamentablemente la Compañía se ve obligada a desistir de la integración”, anunció Avianca en un comunicado de prensa.

    Según la empresa, «los condicionamientos a las transacciones definidas por la Aerocivil no solo no permitirían que Viva sea una aerolínea financiera y operativamente viable, sino incluso podrían poner en riesgo la estabilidad de Avianca y del sector».

    De acuerdo con el texto entregado por Avianca, fueron muchas las falencias técnicas que se encontraron en las condiciones impuestas por la Aerocivil, las cuales, apoyaron poca flexibilidad regulatoria para dar certeza sobre las condiciones de reactivación de
    Viva operaciones.

    Por un lado, las condiciones no tienen en cuenta las capacidades reales con las que cuenta actualmente Viva Air tras la suspensión de operaciones y, por otra parte, la autoridad requirió la devolución de un número de slots que non permisiría que Viva base un solo avion en el principal aeropuerto del país de manera eficiente.

    Noticia en desarrollo…