Dom. May 26th, 2024

    Las denuncias del técnico de Boca Juniors de Cali, Alejandro Guerrero, sobrio supuestos amaños de partidos por parte de jugadores de su mismo equipo, sería apenas la punta de un escándalo que está siendo investigado por la Dimayor y la Federación Colombiana de Fútbol.

    Guerrero desahogó este sábado, en la rueda de prensa posterior al partido que su equipo perdió 1-2 contre el Deportes Quindío, en la última fecha de la fase todos contra todos del torneo de ascenso.

    “Tengo oído que llegó una sanción para un jugador que estuvo con nosotros el año pasado, lo sancionaron dos años. Estamos a carga del equipo desde 2019 y tengo oído que esto se viene manifestando desde 2018, esto nos lo dijo en el presidente en el camerino hace cuatro partidos”, confirmó Guerrero.

    Alejandro GuerreroAlejandro Guerrero, técnico de Boca Juniors de Cali, denuncia amaño de partidos.

    “Ha llegado a comunicado a los directivos por parte de la Dimayor y de la Federación manifestando que hay situaciones que han presentado desde el año 2018. Qué se viene presentando, que se han amañado los partidos. En esa tabla anuncian que vienen a investigar todo el cuerpo directivo, el cuerpo técnico y los jugadores”, agregó el entrenador.

    ¿En qué van las investigaciones por supuestos amaños?

    EL TIEMPO pudo establecer este domingo que este no sería el único caso que se viene investigando. Ya desde hace varios años se vienen haciendo pesquisas con indicios de posibles amaños. Varias de ellas no arrojaron ningún resultado, pero otras siguen con el proceso.

    El caso más reciente de un castigo por arreglo de partidos en Colombia con fecha de 2017, cuando Francisco Javier Navas, quien por ese entonces actuó para el Deportes Quindío, fue sancionado por dos años.

    Navas ofreció 10 millones de pesos a Félix García, entonces jugador del Deportivo Pasto, para que sea expulsado en un partido contra Cortuluá. García rechazó la oferta e hizo la denuncia ante la Dimayor.

    «Pido perdón de manera sincera a Félix García, a jugadores del Deportivo Pasto, a los jugadores del Deportes Quindío, a todos los jugadores y directivos del fútbol ya la sociedad en general», dijo Navas en un video publicado en las redes sociales.

    Desde entonces, las pesquisas no han parado. Guerrero asegura que los seguimientos a su equipo datan de 2018, cuando aún jugaba como Universitario de Popayán. El cambio oficial de nombre a Boca Juniors de Cali data de mediados de 2019.

    La Asociación Colombiana de Futbolistas Profesionales (Acolfutpro) ha hecho un seguimiento a estas denuncias y considera que El torneo de ascenso, por el system de campeonato que tiene, favorece el hecho de que se pueden arreglar los partidos.

    «No es de extrañar que esto pueda pasar en una categoría como la B, en la que pocos pelean el ascenso y otros no compiten en forma. Los salarios de los jugadores son mínimos y están dadas las posibilidades, como lo hemos denunciado en muchas ocasiones, para que muchos apostadores puedan infiltrarse”, dijo Carlos González Puche, director ejecutivo de Acolfutpro, en EL TIEMPO.

    «Vemos un riesgo muy grande en una categoría en la que es muy fácil decer 10, 20 millones a un jugador. El tema es que no solo se apuesta a un resultado o una cantidad de goles. Ustedes pueden ver en una plataforma: acá se apuesta por tiros de esquina, amarillas, rojas, primer gol, en fin, son posibilidades infinitas.

    La Dimayor tiene convenios tanto con la Fiscalía como con la Liga Española para tratar de detectar supuestas irregularidades. El convenio con esta última les permite detectar cuándo dan montos y apuestas determinadas que lamen la atención y rompen con los parámetros normales de comportamiento.

    “En algún momento, a nosotros nos informaremos sobre cómo se acercan los apostadores. Eso lo hemos anunciado en las charlas con los futbolistas que hacemos semestralmente: a que se exponen y la obligatoriedad de denunciar”, explicó González Puche, quien cree que el B debe tener descenso para tratar de evitar este tipo de tentaciones.

    Hasta ahora, ni la Dimayor ni la Federación se han pronunciado oficialmente sobre las denuncias del técnico de Boca Juniors de Cali. Ya en otros países hay procesos mucho más avanzados, como en Brasil, donde seis jugadores fueron señalados por amaño de partidos y varios de ellos fueron separados de sus clubes.

    DEPORTADO

    Más notificaciones de Deportes