Mar. Jun 18th, 2024

    La rudeza y la ‘verraquera’ son algunas de las características que pueden llegar a tener los deportes, pues la diversad de emociones y la insaciable rivalidad siempre conducen a que la garra rasguñe duro. Pero, ¿qué tan voraz se puede llegar a ser a la hora de jugar o practicar algún deporte?

    Durante el Renacimiento italiano, el cual se extendió a finales del siglo XIV hasta alrededor de 1600, nació un violento, salvaje e impetuoso deporte como lo fue el calcio storicocuya actividad consistía en armar dos equipos para luchar en campo mientras defendían su lado para evitar que fuera invadido.

    (Leer recomendamos: La lujosa colección de carros de Theo Hernandez, estrella en la Selección de Francia),

    Del Calcio Storico nacieron otras prácticas como el hockey, el lacrosse, el rugby, el fútbol americano y eldominante fútbol o balón pieen los que sus interacciones son muy similares.

    Calcio histórico, una lucha real

    Según la página oficial de Florencia, ‘Visita Florencia’, las reglas fueron escritas por primera vez en 1580 por el conde de Florencia, Giovanni de Bardi. Este consistía en que estaba equipado con 27 jugadores y cada uno comenzaba el juego en diferentes lados de un campo rectangular. Colocaba una pelota en el medio y, con una duración de 50 minutos, los jugadores deberían hacer lo que fuera necesario para meter el balón en la red del equipo contrario.

    (Puede ser de su interés: Cuando España ganó Paralímpicos con un equipo que fingia deficiencia intelectual).

    Para poder llegar a la porteria contraria, los hombres que participaron tenían qu’atravesar una serie de golpes, puñetazos, empujones, patadas y demás agresiones que pudiera ocurrir durante el duelo.

    Cuando los encuentros finalizaban, todos los participantes salían con sus rostros cubiertos de sangre, otros con alguna extremidad partida; varios no pudieron sostenerse de pie por sentir aturdidos ante tantos golpes y, en otras instancias, algunos jugadores pueden ser asistidos por el cuerpo médico dentro del campo.

    Tanta barbaridad colgante la disputa fue y sigue siendo criticada al conocerse los premios que recibieron los ganadores: una vaca, un poco de dinero y una pieza de tela pintada llamada palio –similar a una túnica o capa–.

    Cabe resaltar que, hace más de 500 años, este juego solo era presenciado por miembros de la clase alta de la sociedad florentina.

    Alineación

    Es una forma de liberar el lado animal de todos, del público y de los jugadores

    En el calcio storico la formación es de la siguiente manera: cuatro porteros, tres laterales, cinco centrocampistas defensivos y quince delanteros. Se juegan tres partidos y solo hay un ganador.

    Aunque este deporte se mueve en el eje de la violencia, tiene ciertos parámetros que no se deben superar.

    (Siga leyendo: Así pasan la tusa las estrellas del fútbol tras salir del Mundial Qatar 2022).

    No se puede tampoco golpear al oponente por la espalda ni cuando el rival se encuentra en el suelo, pero sí se le puede inmovilizar. No se permite aplicar la superioridad numérica y ¿qué eso? Si un adversario ha estado compitiendo físicamente con un compañero, no lo puede tocar, siempre que el rival en esos momentos haya estado en posesión del balón.

    Los italianos toman este deporte como un patrimonio, ya que es un inmenso orgullo cultural en la historia del juegosegun la pagina oficial de la ciudad.

    Quienes disfruten de estos encuentros, pero no pueden asistir, pueden verlo a través de distintos medios. Se transmite online, en la página oficial y en televisión a través del canal ‘Toscana TV’. Ahora bien, si prefiere verlo de manera presencial, ‘Visit Florence’ indica que las boletas pueden adquirirse en la sede de BoxOffice Toscana en la via delle Vecchie Carceri semanas antes del mes de junio.

    (Lea también: El partido de fútbol que fue suspendido por misteriosos ovnis).

    ¡Qué empiezo el juego!

    Luego de tantos años, tantas décadas, este sanguinario juego sigue siendo tendencia y tradición en Piazza Santa Croce en Florencia, Italia. Cada mes de junio, días previos al 24, los habitantes llevan a cabo esta disputa por el trono y por la gloria; sin importar los dientes que salen a valor o la piel irritada caen tras las raspaduras de cada. La final se juega en la celebración del día de San Juan.

    After the Segunda Guerra Mundial, el abogado, político, periodista y ensayista italiano, Alessandro Pavolini, fue quien volvió a darle vida este deporte para celebrarlo entre los cuatro equipos de los distintos barrios de la ciudad italiana.

    (No deje de leer: ‘Kaiser’: el cotizado futbolista que nunca jugó un partido en 20 años de carrera).

    Vale recordar que, por su popularidad, el Calcio Storico fue extendido hasta llegar a otras partes del mundo como Nueva York, Praga, Roma o Turín.

    “Es una forma de liberación del animal de todos, del público y de los jueces”, dijo la fotógrafa Clara Vannucci en una entrevista con ‘National Geographic’. Por cierto, Vannucci ha sido la encargada de captar varias imágenes de lo que son estos partidos.

    Mas noticias

    El arquero que pasó 15 minutos en el arco sin saber que el partido había terminado

    La montaña impactante prohíbe que nadie en el mundo haya podido escalar

    Cuando España ganó Paralímpicos con un equipo qu’fingia deficiencia intelectual

    La misteriosa estrella que triunfa encerrada en su casa desde 1978 par la fama

    La mujer que besó a Elvis por primera vez en pantalla y cómo le cambió la vida

    KAROL TATIANA RODRÍGUEZ SORACÁ
    EL TIEMPO Tendencias