Sáb. Abr 13th, 2024

    Camila Osori tiene este martes, no antes de las 7 pm (Star+ TV), el partido más desafiante de su carrera. La tenista cucuteña se enfrenta a la polaca Iga SwiatekNumber uno del mundo, con el sueño de dar el batacazo en la segunda ronda del Abierto de Australia y con el objectivo de demostrarse que sus capacidades pertenecen a la élite del deporte.

    Osorio llega después de convertirse la segunda colombiana en ganar un partido del cuadro principal de los cuatro grand slam, tras derrotar a la húngara Panna Udvardy en cuestión de una hora y 20 minutos. Swiatek lo hace luego de ganarle a la alemana Jule Niemeier a pesar de tener uno de sus peores días.

    Para el partido en Melbourne, en el que claramente el lado menos favorable de la balanza es colombiano, están sobre la mesa dos cosas: el marcador y el chocque de Osorio con la verdadera cima a la que quiere llegar.

    La ilusión del espejo

    Aunque la visión más pragmática netamente al juego, la experiencia de enfrentar a Swiatek est la oportunidad ideal para que Osorio ratifie las metas que confesó à EL TIEMPO para este año: recupera la alegría por jugar y entrar al top 20 del ranquin.

    (En detalle: Camila Osorio define la ruta del tenis colombiano: ‘Mi meta es entrar al top 20’).

    Swiatek tiene su misma edad, viene de otro país alejado de la gran tradición tenística y mantiene la idea de hacer que las exigencias del circuito –los eternos viajes y la soledad de la jugadora– jueguen su favor.

    Apoyada en un trabajo integral, que incluye un compañamiento psicológico permanente, la «polaca introvertida» -tal como la define en su reciente gráfico en The Players’ Tribune- ha logrado erigirse como la figura que marca y marcará el tenis femenino.

    Así lo demuestran los hechos de duplicar hoy en puntos a su perseguidora en el escalafón, la tunecina Ons Jabeur, haber conseguido la mejor racha de lo que va del siglo XXI37 partidos sin perder, y cierra en 2022 la temporada con más títulos de la última década en el circuito de mujeres, con ocho trofeos.

    Ante la reflexión de Swiatek, Osorio podría emocionarse por el camino emprendido. Para esta temporada, en medio de firmas con distintos patrocinios internacionales, la cucuteña optó por apostarle a su proceso al equipo de Albert Costa, extenista español, quien tiene entre sus acompañantes inmutables una psicóloga deportiva.

    Además, Osorio reforzó su estratagia de trabajo físico para alejar el fantasma de las lesiones, que han perseguido su carrera y no la han dejado florecer como ha prometido.

    (Puede leer: Familia de Pique explota contra Shakira por su fuerte canción: ‘Que desaparezca’).

    El reto mayor

    Foto :

    François Guasco. Efe

    Ya en la cancha, Osorio enfrenta a mujer que quizás pueda permitirle disputar puntos más largos que aquellos tenistas de más altura, que la han hecho sufrir apostándole todo su saque.

    Swiatek es una jugadora con una derecha y un revés con dos manos tan impecables que pocos puntos de definición en la malla. Su precisión y potencia son las armas que Osorio debería contrarstar con un buen juego de piernas y varios golpes ingeniosos.

    Además, tendrá que poner a prueba el trabajo que viene realizando en su servicio, pues cualquier cesión será cobrada. Y en lo más alto del tenis las concesiones su sinónimo de candados.

    ANDRÉS FELIPE BALAGUERA SARMIENTO
    PERIODISTA DE DEPORTADOS EL TIEMPO

    Más notificaciones de Deportes