Dom. May 19th, 2024

    Hace unos años comprar un carro era algo relativamente sencillo, solo se tenían en cuenta algunas variables: precio, costo del mantenimiento, consumo y prestaciones mecánicas. Ahora que se habla de que el carro es un ‘computer con ruedas’, el ‘infoentretenimiento’ es protagonista de primer orden.

    Si antes los vehículos se dividen entre los de motores a gasolina y diésel, ahora la división es entre Android Auto y Apple CarPlay. En la práctica ambos sistemas hacen lo mismo, trasladar las funciones de un teléfono inteligente a las pantallas de los radios de los carros.

    El primero es un desarrollo de Google y el segundo pertenece a Apple, y su gran diferencia está en el tipo de usuarios de teléfonos inteligentes, el Google para sistema Android y Car Play para usuarios de iPhone.

    El uso de estas tecnologías favorece la conducción segura pues permite que el conductor mantenga siempre la vista sobre la carretera y vita las distracciones con el teléfono. Así, a través de los mandos del timón, la pantalla táctil o por mandos de voz se puede acceder a todas las funciones del teléfono, desde las más sencillas como hacer y recibir llamadas y escuchar música, hasta enviar y recibir mensajes sin manipular el teléfono.

    Para las marcas dar este paso para incorporar uno u otro sistema o hacerlos compatibles con sus autos tuvo algunos tropiezos. Algunos resistieron a implementar el software por temor o celo por la seguridad y privacidad. Pero eso ya es cosa del pasado. Hoy es impensable un coche nuevo sin Android Auto o CarPlay. Aunque los hay.

    Como no se podrían quedar atrás, las marcas lograron incorporar CarPlay y Android Auto. Hyundai, Kia y Chevrolet fueron unas de las primeras en hacer autos compatibles con Android después del software estuvo disponible desde principios de 2015.

    El maletero no se adaptará a las radios de estos vehículos, mejorará su funcionalidad e incorporará pantallas táctiles y elegirá qué software adoptar, ya sea el de Google o el de Apple, aunque algunas, la mayoría, soportan las dos tecnologías.

    Esto además se convierte en un ‘plus’. En Colombia en algunos modelos de entrada no está presente y hay que pagar un extra. O en algunas solo permite funciones del teléfono muy básicas o las pantallas de los radios no son táctiles, algo que hay que tener en cuenta.

    Además de ofrecer CarPlay o Android Auto, esta marca ha creado su propio sistema multimedia o de conectividad. Ford ‘bautizó’ sobre el sistema SYNK; Media Evolution es el nombre de Renault o Media Nav; Nissan Connect de Nissan; Chevrolet MyLink; Mazda Connect de Mazda y Connected Drive de BMW, por ejemplo.

    Estos permiten controlar funciones propias del vehículo como encender el motor o el aire acondicionado, abrir las puertas, someter los vidrios, y verificar el estado del mismo, entre muchas más. Así CarPlay y Android Auto son aplicaciones que están dentro del radio para que este pueda conectarse al celular, pero el internet que se utiliza es el de su teléfono móvil.