Mar. Jun 18th, 2024

    La Dian está detrás 1.200 morosos de Bogotá a los que se les inició un proceso penal ante la Fiscalía por no pagar a tiempo sus impuestos.

    Sin embargo, estos tienen una última oportunidad para no enfrentarse a pena de privación de libertad de entre 49 y 108 meses por omisión del agente retenteur o recaudador y, por tanto, no sumarse a los alrededores de 100 personas que hay en el país en la cárcel por este motivo.

    (Puede leer también: Artículos del Plan de Desarrollo que le podrían afectar sus finanzas)

    “Si esas personas paganas, la Fiscalía podría decidir dejar de lado el proceso penal. Ahora las cosas ya están en manos de esta entidad”, dijo Luis Carlos Reyes, director de Dian.

    La Dian está invitando a que se pongan al día con el pago de sus obligaciones en mora.

    Foto :

    ABEL CÁRDENAS / EL TIEMPO

    Por ello, la Dian está invitando a que se pongan al día con el pago de sus obligaciones en mora, probando la reducción del 50 por ciento de los intereses y el 40 por ciento de las sanciones e intereses de las declaraciones de impuestos que hayan omitido presentar o deba hacer alguna corrección. Estos alivios se aplican hasta el 15 de mayo.

    Algunos de los casos son personas que a la fecha no han pagado las retenciones en la fuente practicadas y los cobros de IVA e impoconsumo realizado a los consumidores. En otras palabras, cobraron unos impuestos que declararon ante la Dian, pero omitieron pagar.

    «Sus personas que han hecho cobros de IVA a los clientes, pero no le han pasado la plata al Estado, es decir, se están financiando con dinero de los colombianos», dijo Reyes.

    Ante esta situación, la Dian dice qu’atenderá a los citados en la sede de la Fiscalía que quieren hacer el pago, asignándoles una cita con la División de Cobranzas de Impuestos de Bogotá.

    Quien pague con ocasión de esta citación podría solicitar a la Fiscalía la preclusión de la acción penal, pero en última será esta entidad la que defina la situación del moroso que omitó obligaciones de agente retenido y/o responsable de IVA.

    Luis Carlos Reyes, director de Dian.

    Foto :

    César Melgarejo/ CEET

    ¿Cómo han llegado estas personas a tal situación?

    A estas personas la administración tributaria les hizo todo el proceso de cobro persuasivo. Las llamaron, les enviaron mapas, correos electrónicos o mensajes para localizarlos y que cumplieran con sus obligaciones.

    Sin embargo, como no se modificará, como última opción se ha comenzado a adelantar un juicio penal antes de impuestos.

    Siempre hay todo un procedimiento previo antes de llegar a lo más crítico, que es el embargo.

    En total, en estos momentos, la Dian está buscando facilitar y promover el cumplimiento voluntario de las obligaciones pendientes de pago de unos 321.367 deudores, cuyas deudas suman 14.500 millones de pesos.

    Con el objetivo de que a los consumidores les entreguen la factura electrónica, la Dian está realizando una serie de visitas a las empresas.

    Foto :

    Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN)

    La Dian también está detrás de la factura electrónica

    Con el objetivo de que a los consumidores les entreguen la factura electrónicala Dian está realizando una serie de visitas a las empresas.

    En lo corrido del año ya ha hecho cerca de 13.000 un sector como servicios de salud, restaurantes, bares y gastrobares.

    «En esta visita, encontrará que requiere más de sus datos obligatorios, que su número, el horario y el correo electrónico. Podrá dirigir su teléfono, teléfono y datos personales, y puede significar inseguridad para el consumidor «, dijo Cecilia Rico, directora de gestión de ingresos de la Dian.

    Las acciones también están enfocadas a los compradores para convertir en hábito la solicitud o exigencia de la factura electrónica por las compras o servicios adquiridos.

    En el caso de encontrar que los establecimientos no están facturando electrónicamente a pesar de la obligatoriedad, o que lo están haciendo mal, se exponen a penalidades que van del 1 por ciento de la operación no facturada hasta el cierre del establecimiento por 3 días.