Dom. May 19th, 2024

    El multimillonario Elon Musk dijo el viernes que respaldaría a Ron DeSantis en 2024 si el gobernador de Florida, quien recientemente ganó un segundo mandato, se postula para presidente.

    A principios de este mes, DeSantis venció al oponente demócrata Charlie Crist por casi 20 puntos porcentuales para ganar la reelección como gobernador de Florida y se consolidó como la principal estrella en ascenso del Partido Republicano.

    Los expertos políticos han otorgado altas calificaciones a DeSantis, quien es visto como un posible retador del expresidente Donald Trump en el campo de candidatos presidenciales republicanos de 2024. Trump anunció hace 10 días que se postulaba para la reelección en 2024.

    “Mi preferencia para la presidencia de 2024 es alguien sensato y centrista. Esperaba que ese fuera el caso de la administración Biden, pero hasta ahora me ha decepcionado”, dijo Musk en Twitter.

    “Sí”, respondió en un tuit cuando se le preguntó si apoyaría a DeSantis en 2024.

    “Como recordatorio, fui un gran partidario de la presidencia de Obama-Biden y (a regañadientes) voté por Biden sobre Trump”, dijo el propietario de Twitter.

    Musk dijo anteriormente en junio que se inclinaba por apoyar a DeSantis para presidente en 2024 y agregó que el gobernador de Florida derrotaría fácilmente a Biden en las elecciones.

    Cuando se le preguntó en ese momento sobre el apoyo de Musk, DeSantis bromeó: «Aprecio el apoyo de los afroamericanos, ¿qué puedo decir?».

    Musk, que es blanco, creció en Sudáfrica.

    DeSantis es particularmente popular entre los conservadores por tomar la iniciativa en cuestiones de guerra cultural relacionadas con la raza y el género. Su cargo de gobernador estuvo marcado por su rechazo a las restricciones de salud relacionadas con la pandemia, la aprobación de una ley que limita la discusión de temas LGBTQ en las escuelas y una disputa con Walt Disney sobre la ley.

    Musk instó a los estadounidenses a elegir un Congreso republicano en las elecciones intermedias a principios de este mes para contrarrestar a los demócratas de Biden.

    Sin embargo, los demócratas desafiaron las esperanzas republicanas de una «ola roja» a mitad de período y mantuvieron el control del Senado, ya que los republicanos obtuvieron solo una estrecha mayoría en la Cámara de Representantes.