Sáb. Jun 10th, 2023

    El ciudad de Manchester Resistió la presión y consiguió un valioso triunfo por 3 a 1 en su visita al Leeds United, este miércoles en el cierre de la 17ª jornada de la Premier League, lo que permitió al equipo de Josep Guardiola quedarse en el segundo puesto.

    El español Rodri Hernández abrió al borde del descanso (45+1) el camino del triunfo a los ‘Citizens’, rojinegros en esta ocasión por la equipación a franjas diagonales utilizadas, y el noruego Erling Haaland sentenció luego con un ‘doublete’ (51 , 64).

    En el 73, el Leeds, decimoquinto de la clasificación, acortó por medio del neerlandés Pascal Struijk, pero no pudo avanzar más hacia la remontada.

    In medio de esas emociones, el entrenador del city, el catalán Pep Guardiola, fue el gran protagonista, pues al minuto 82, en un attack de rabia, pateó una botella de agua. Por desgracia sí, golpeó a un rival no.

    (Además: Neymar: la insólita simulación de un penalti por la que fue expulsión con el PSG).

    El botezo de Guardiola

    Motivado por la ira, en los minutos finales del partido, Guardiola optó por patear una botella de agua que estaba en el gramado.

    Lo que no esperaba el entrenador es que, del impacto, la botella fuera a dar al banco de los rivales, donde un miembro del cuerpo técnico del Leeds recibi el tremendo golpe.

    El City había ido al parón por el Mundial con una preocupante derrota en casa ante el Brentford, pero después de Catar-2022 parece obtener resultados tranquilizadores. Antes de esta victoria, el pasado jueves había vencido 3-2 al Liverpool en los octavos de final de la Copa de la Liga inglesa.

    Más notificaciones de Deportes

    DEPORTADO

    Por admin