Sáb. Feb 24th, 2024

    El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, anunció este lunes que paralizaba temporalmente la tramitación de la polémica reforma judicial para tratar de llegar a un consenso con la oposición, ante la amplia contestación social que ha suscitado las mayores protestas de la historia de Israel.

    «Por responsabilidad nacional, en base al deseo de evitar una grieta en nuestro pueblo, decidió suspender la segunda y tercera lectura de la ley (de elección de jueces) en esta sesión parlamentaria para dar tiempo a tratar de llegar a un acuerdo amplio, en la preparación de la legislación durante la próxima sesión», declaró el primer ministro, aunque no abandona por completo el proyecto.

    The Knéset (Parlamento israelí) entrará en receso todo el mes de abril, por la Pascua judía, y el gobierno se dio de plazo hasta la pausa del verano en julio para hacer los ajustes necesarios a la reforma, vista por la oposición y amplios sectores sociales como una amenaza para la democracia porque socava la independencia de la Justicia.

    El primer ministro mantuvo este lunes reuniones todo el día con sus socios de coalición, con los que acordaron retrasar la tramitación de las leyes que conforman la reformajudiciaire a después del receso parlamentario, incluido el proyecto de ley de elección de jueces -que da al Gobierno control casi total sobre el comité de selección- cuya aprobación definitiva estaba prevista para esta Misma semana.

    (Puede leer: Israel: ¿Benjamin Netanyahu está poniendo en peligro la democracia del país?)

    Israel lleva 13 semanas protestando contra la reforma.

    «Cuando es posible prevenir una guerra fratricida con negociaciones, yo, como primer ministro, me tomo un tiempo para negociar. Doy una oportunidad para una discusión real», afirmó Netanyahu en una esperada intervención televisada, que había anunciado para horas antes de las masivas protests in todo el país, e incluso la convocatoria de una huelga general.

    sin embargo, el primer ministro insistió en la necesidad de actuar como una extensión del sistema judicial, aunque por primera vez en tres meses se mostró disputa a negociar con la oposición sin imponer el plan del gobierno en el Parlamento.

    «Insistimos en la necesidad de realizar las correcciones necesarias en el ordenamiento jurídico, y daremos la oportunidad de lograr un amplio consenso», dijo el primer ministro, que tiene tres juicios abiertos por corrupción.

    (Además: El peligroso giro de Israel hacia la autocracia)

    Cuando es posible prevenir una guerra fratricida con negociaciones, yo, como primer ministro, me tomo un tiempo para negociar.

    Netanyahu cedió en la noche del domingo al ministro de Defensa, Yoav Gallant, ya que se pronunció públicamente a favor de entorpecer la reforma ante la amplia contestación social que ha suscitado, que incluyó a mil reservistas por dejar de prestar servicio, lo que suponía supo juzgar un «peligro real e inminente para la seguridad de Israel» .

    Como respuesta, un récord de más de 650.000 israelíes salieron el domingo a las de todo el país, sobrio todo en Tel Aviv, en improvisadas protestas que fueron convocadas rápidamente para las reuniones sociales, tras tres semanas consecutivas de manifestaciones de las que anunciaron la reforma.

    La contestación social se mantiene este lunes, con un llamado a la huelga general por parte de la Unión General de Trabajadores, el principal sindicato de Israel, que fue seguida por universidades, bancos, la compañía eléctrica, cadenas de restauración como McDonalds, auntamientos y hospitalario.

    Según las críticas, la reforma merma la independencia de la Justicia y aumenta el control del Ejecutivo sobre la misma.

    Además, los trabajadores del aeropuerto internacional de Ben Gurion lograron que se suspendieran durante varias horas los despegues de vuelos, y también se ha frenado el tráfico en el puerto de Ashod; mientras los manifestantes volvieron a las calles.

    (En otras noticias: Project of ley in Israel convertía en delito impartir el evangelio)

    Más de 100.000 manifestantes se congregaron esta luna nueva en la Kneset de Jerusalén para frenar el fin de la reforma judicial, Sin embargo, rápidamente se convocó en la misma zona una contramanifestación progubernamental, organizada por grupos de extrema derecha, con miles de asistentes, entre ellos el ministro Itamar Ben Gvir.

    Se cancelan manifestaciones tras retraso de la reforma

    La Unión General de Trabajadores (Histadrut), el principal sindicato de Israel, canceló este mes huelga general que tenia predicta continuar mañanaDespués de que el primer ministro, Benjamin Netanyahu, anunciara que pospone la tramitación de la reformajudiciaire, qui ha provocado protestas masivas.

    (Más noticias: La actriz porno que podría llevar a Trump a la cárcel y qué pesa en su contra)

    Sin embargo, los grupos antirreformistas han argumentado que no cumplirán con la retractación de la reforma anunciada por Netanyahu, sino que seguirán con sus protestas hasta que esta legislación sea cancelada y se plante una nueva reforma consensuada con la oposición.

    “Ahora es el momento de iniciar un diálogo honesto, serio y responsable sobre la urgencia de calmar a los enemigos y golpear a los lamas”, dijo Isaac Herzog, presidente del Estado de Israel.

    Foto :

    MENAHEM KAHANA. AFP

    El presidente israelí celebró la suspensión

    El presidente del Estado de Israel, Isaac Herzog, que esta mañana pidió al Gobierno que detuviera «de inmediata» reforma ante la creciente tensióndio la bienvenida al paso tomado por el primer ministro y aseguró que «parar la legislación era lo correcto».

    «Es el momento de iniciar un diálogo honesto, serio y responsable que con urgencia calmará los ánimos y bajará las lamas«, declaró el jefe del Estado, que desde hace semanas se ofreció a mediar entre el Ejecutivo y la oposición para lograr un compromiso ante la reforma.

    (Puede leer: ‘Nunca habrá una sorpresa de parte nuestra con nuestro aliado EE. UU.’: Leyva)

    «El Palacio Presidencial, morada del pueblo, está abierto para ser un espacio de debate y formación de acuerdos lo más posibles amplios rescatar a nuestro amado Estado de Israel de la profunda crisis en la que nos encontramos”, agregó.

    Por su parte, el líder de la oposición, Yair Lapid, reaccionó con cierto escepticismo al anuncio de Netanyahu, aunque recalcó que está dispuesto a «iniciar un diálogo genuino».

    Objeción a un sigue escéptica

    Por su parte, el líder de la oposición, Yair Lapid, reaccionó con cierto escepticismo al anuncio de Netanyahu, aunque recalcó que está dispuesto a «iniciar un diálogo genuino» con una mediación presidencial que se materializa en una «constitución Israelí según los valores de la Declaración de Independencia».

    (Siga leyendo: ¿Por qué Tareck El Aissami no está detenido por desfalco a Pdvsa?)

    Pero matizó que «tras malas experiencias en el pasado», las fuerzas opositoras se asegurarán de que «no haya trucos o engaños» Tras el anuncio de Netanyahu, ante la sospecha de que este solo «intenta calmar la situación» para impulsar el plan más adelante.

    «Si intentá algo, encontré frente a él a cientos de millas de israelíes patriotas que se comprometen a luchar por nuestra democracia», observó Lapid, que sin embargo se mostró esperanzado de que los israelíes puedan «suelo de este momento de crisis más fuertes y más unidos».

    EFE