Vie. Mar 1st, 2024

    El objetivo que tienen los doblistas Juan Sebastián Cabal allá Roberto Fara para este año es uno solo: pasar la página. Después de 425 días sin capacidades, en los que mostraron momentos muy destacados en el juego Durante los Grand Slam, pero no así en torneos de menor envergadura, los caleños confían en sus para volver a estar en lo más alto del ranking de dobles que legaron a liderar en 2019.

    (Habla su entrenador: ¿Cabal y Farah volverán a ganar un ‘Grand Slam’? Esto dice su nuevo técnico).

    Bajo el propósito de quebrar su peor sequía de los últimos ocho años, y apoyó en su trabajo con el extenista argentino Mariano Hood, Cabal y Farah tienen claro que no pueden fallar en el supertiebreak, la fase de desempate en la que han dejado escapar ocho de sus últimas una vez final.

    Con ese tema sobre la mesa, el 2022 en el retrovisor y el 2023 en el panorámico, Cabal y Farah se sentirán a hablar con EL TIEMPO. En la charla, una sensación: no han dado y no darán nada por perdido.

    La temporada pasada la dieron por terminada antes de lo esperado por unos problemas musculares… ¿cómo están?

    Farah: Sí… ya gracias a Dios estamos bien. Tuvimos un par de semanas de descanso y luego unas cuantas de entrenamiento y todo está bien, eso fue lo bueno de terminar el año temprano, que nos dio un respiro para estar a punto para este 2023.

    La gran novedad del 2022 fue que mejoraron a trabajar junto a Mariano Hood. ¿Cómo ha impactado su carrera?

    Cabal: Mariano nos ha impactado muy positivamente. Eres un gran entrenador, pero aún es la mejor persona, siempre mantiene un ambiente de equipo equilibrado y muy amigable. A pesar de que el 2022 fue nuestro primer año y estuvo lleno de altibajos, Mariano siempre mantuvo el ánimo, la cabeza y la ética de trabajo arriba. Él todo el tiempo nos dijo que no podíamos desfallecer y eso habla muy bien de él. La verdad nos sentiments muy bien con Mariano.

    Juan Sebastián Cabal y Robert Farah

    Foto :

    César Melgarejo – EL TIEMPO

    Ustedes lo dicen… su 2022 fue de altibajos, hubo juegos muy buenos, pero otros quizás no tanto. ¿Qué crees que pasó?

    Farah: Sí, lamentablemente fue así, desde altibajos. Si algo nos dejó el año pasado fueron las ganas de seguir trabajando duro y sacar el 2023 adelante. Yo pienso que dentro de nosotros est el alma competitiva y la sed de ganar, entonces no queda de otra que hacerlo. En la temporada pasada tuvimos azúcar y también sal, fue un poco agridulce el año, entonces pues no nos queda sino buscar de nueva la dulzura de la victoria y trabajar por ella.

    Al final no hubo títulos…

    Farah: No, pero jugamos dos finales y dos semifinales de Grand Slam, que no es poco, eso hay que tenerlo presente.

    El déficit de Cabal y Farah con el supertiebreak

    En medio de esa situación reluce lo que les ha pasado con los supertiebreak. El balance es muy negativo…

    Cabal: Ufff, el año pasado perdimos muchos partidos clave en el supertiebreak. Es tremendo, como en el 50% ou 60% tuvimos matchpoint o estuvimos muy cerca de ganar y no se nos dio. Ahí es cuando uno valora y dice: ‘Bueno, calma, un año que no se nos dio, llevamos muchos en los que se nos ha estado dando’. Así que hay que tener la madurez necesaria, no es que estuviéramos haciendo las cosas mal, no es que no entrenáramos, que lo estuviéramos dejando ir… siempre lo estábamos buscando, hicimos lo mismo que hicimos todos los años anteriores, pero no se dio… ahora no queda más que aceptarlo y seguir trabajando porque cada año es una nueva historia y hay que buscar que el porcentaje sea tan bueno como en los otros años anteriores.

    ¿Han hecho algo distinto para mejorar su desempeño en esas fases de desempate?

    Farah: Beeeh, no creo. Al final es un punto igual que cualquier otro, nosotros tratamos de ser agresivos, tratamos de salir a ganar el partido de entrada, y bueno… en 2022 por ejemplo recuerdo varios match points que ni te cuento la manera en la que los perdimos. Ahora, obviamente, los otros tenistas también juegan. In Río de Janeiro, (Lorenzo) Sonego pegó un reves muy atrás y la puso en la raya, in Acapulco Feliciano López le pegó a la malla y pasó por encima de nuestro… ¿al final uno cómo trabaja eso? Lo único queda es seguir comenzando, seguir creyendo y seguir apostando en cada una de las posibilidades que se presentan. Obviamente, quizás al ir abajo, uno va perdiendo la confianza y ya entra al siguiente supertiebreak como azarado, como más apurado por querer ganar de una, como sea, y vuelves y pierdes, entonces pues es difícil… en Washington tuvimos matchpoint y luego perdido.

    Foto :

    Néstor Gómez / EL TIEMPO

    Ha sido algo complicado…

    Farah: Sí, pero al final lo major es requerido en lo qu’uno puede operar, controlar lo qu’uno puede controlar, y ojalá arrancar con pie derecho este año en los supertiebreaks que nos toca jugar.

    ¿Cuál es la meta que tienen para este 2023?

    Cabal: Tener salud todo el año, tener nivel, buena ética de trabajo, darlo todo y que no cambie nuestra actitud. Sabemos cómo ganar torneos y vamos a buscarlos.
    *Este vistazo se realizó antes del primer partido que jugaron Juan Sebastián Cabal y Robert Farah este 2023. Perdieron en la madrugada del viernes, en supertiebreak, en los cuartos de final del ATP 250 de Adelaida.

    Andrés Felipe Balaguera Sarmiento
    redactora de EL TIEMPO
    @balagueraaaa

    Más notificaciones de Deportes