Mar. Jun 18th, 2024

    El hueso primeros telescopios privados canarios, instalados en el Observatorio del Teide, van a ayudar a la NASA para descubrir una de las misiones espaciales más importantes del siglo: el estudio del asteroide más valioso del universo. El hueso cuatro roboticos telescopicos del proyecto Telescopio gemelo de dos metros (TTT), de la empresa canaria Light Bridges, será una pieza clave para la caracterización de los asteroides ricos en metales (de tipo M) de nuestro sistema solar. El paso anterior al lanzamiento de una gran misión para estudiar en el sitio octubre de este año.

    Psyche 16 es un asteroide preciado y raro compuesto de metales como hierro y níquel –en lugar de roca y hielo– que se encuentra vagando por el cinturón de asteroides de nuestro sistema solar. Descubierto en 1852 por el astrónomo y matemático napolitano Annibale de Gasparis, se cree que este objeto es el núcleo de un protoplaneta en desintegración. El objeto, de 226 kilómetros de diámetro y ubicado a 370 millones de kilómetros del planeta Tierra, podría desentrañar los misterios sobre el núcleo de nuestro propio planeta, formado por los mismos metales. Circunstancia que ha llamado la atención a la NASA, qu’enviará este mismo año una sonda para estudiarlo e intentar intender cómo es la formación de otros mundos.

    Pero la gran roca errante también tiene un valor económico. Sí, además de hierro y níquel, también podría albergar oro, platino y cobre. Su valor, según la propia NASA, es de 10 billones de dólares. Una cifra que convierte por si acaso en los 100 billones de dólares los sobrios que sustentan la economía mundial. Una suma de dinero que ha llamado la atención del multimillonario Elon Musk cuya ambición, sin embargo, no es estudiar el objeto, sino extraer toda esa riqueza natural espacial.

    Islas Canarias es una pieza clave para que la misión espacial tenga éxito. Como explica Noemí Pinilla Alonso, astrónoma del Instituto Espacial de la Universidad Central de Florida y de la NASA, antes de Lanzarla, “es importante entender la formación y evolución del sistema solar en líneas generales”. El investigador, que también es responsable de este proyecto en Las Islas, insiste en que el objeto «se refiere más sobriamente a la población de asteroides de similares características que Psyche 16», por lo que podemos concluir si Psyche es tan especial porque se formó en solitario. parte de un grupo de asteroides hasta ahora desconocidos.

    Cooperación internacional

    Esta acción se encuadra dentro de la colaboración que se articula entre la Universidad Central de Florida y la empresa canaria Light Bridges. Una empresa creada y asentada en Canarias cuyo objectivo es ayudar a la comunidad científica española, y en concreto al Instituto de Astrofísica de Canarias, a alcanzar objectivos científicos relevantes. Además de su relevancia internacional, lo que hace especiales a los TTT es que son de titularidad privada y nacen como fruto de una pórmula pionera por la que los inversores han puesto su dinero a través de los incentivos fiscales vigentes en las islas, como la Reserva para Inversiones en Canarias (RIC). Lo que demuestra que estas fórmulas con las que cuenta el Archipiélago no solo sirven para el turismo o la construcción, sino también para la ciencia.

    En este caso, los TTT se centran en el estudio de asteroides, pero los cuatro telescopios robóticos son «muy versátiles» y capaces de detectar distintos eventos en el universo. Tienen así capacidad para eventos esporádicos, como supernovas o explosiones de rayos gamma (GRB); eventos que requieren tiempo de observación, como conocer las características de los exoplanetas o agujeros negros; así como estudiar grandes estructuras, como halos estelares, luz intracumular o galaxias ultradifusas.

    También se puede utilizar para diseñar las características de los objetos transneptunianos (cuerpos helados que residen más allá de Neptuno, como Plutón) o para Vigilar los objetos potencialmente peligrosos, es decir, los asteroides de mayor tamaño y cercanos a la órbita terrestre. “Sus laboratorios de fotografía están altamente especializados en traducir las fotos de las estrellas en datos digitales masivos”, explican los impulsores de Light Bridges.

    Esta colaboración, no obstante, no solo se queda en el ámbito científico, también en el educativo y laboral, dado que, además de ofrecer el tiempo de observación de los telescopios TTT, comprende enviar a un investigador una formación profesionalmente en el Instituto Espacial de Florida (FSI), en Orlando durante el próximo curso universitario.

    El objeto último de la sociedad es conseguir que Canarias albergue el TMT

    noticias relacionadas

    También contribuir a los objetos científicos que puedan surgir en Canarias o en el mundo a través de la financiación total de nuevos telescopios, l’empresa tiene otro objetivo prioritario: servir de impulsivo para que el mar de Canarias sea elegido como destino final del Telescopio de Treinta Metros (TMT). «El TMT busca avanzar la frontera del conocimiento en numerosos frentes», explican desde la empresa, desde la que insisten que quizás el objetivo más «fascinante» sea la pregunta de si hay vida en otros planetas. “En nuestra opinión, esta es la ciencia más relevante que existe; has plantado la pregunta, ayudar a que la respuesta pueda llegar a darse cuenta desde Canarias es nuestro principal reto y objetivo”, explica la compañía.

    El investigador e impulsor de Light Bridges, Antonio Maude, insiste en que es una empresa con origen canario «diseñada y promovida infraestructuras astronómicas privadas en Canarias para alcanzar objetivos públicos de ciencia relevantes». La empresa decidió construir estos telescopios en Canarias para aprovechar «el tesoro científico y único en la naturaleza», el cielo del Archipiélago. «Llevamos un mes de observaciones ininterrumpidas, sin nubes y con unas condiciones técnicas excepcionales. Es increíble», destaca desde la empresa.