Lun. Abr 22nd, 2024

    La economía mundial sufrió «un año difícil, más difícil que el año que dejamos atrás. Esperamos que un tercio de la la economía mundial ha estado en recesión«, Fue la advertencia que hizo la directora general del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, durante una entrevista en la cadena estadounidense de televisión CBS.

    Este será el resultado de que las economías muy grandes del mundo – Estados Unidos, Unión Europea y China – “se están retardando simultáneamente”.

    (Lea también: Por qué los económicos creen que la inflación comenzará a bajar en 2023)

    Para detallar la situación de los más poderosos de este mundo, Kristalina Georgieva aseguró que, tan bien Estados Unidos podría evitar una recesión, la Unión Europea se ha visto muy afectado por la guerra en Ucrania y la mitad de este territorio estará en recesión en el 2023. Al mismo tiempo, China se enfrenta a un «año difícil», su actividad industrial se contrajo con fuerza en diciembre a raíz de la reversión abrupta de su política cero covid, según Bloomberg.

    En octubre pasado –cuando se presenta en perspectiva de la economía mundial–, el FMI ha dicho que más de un tercio de la economía mundial se contraería en 2022 y que este es el año hay un 25 por ciento de probabilidad de que el producto interno bruto (PIB) descienda por debajo de 2 por ciento. «Lo peor aún está por llegary para mucha gente 2023 se sentirá como un año de recesión”, aseveró.

    Lo peor aún está por llegar, y para mucha gente 2023 to feel like an año de recesión

    De acuerdo con analistas, estos neufos de recesión podrían llegar a Colombia este año, ya que, técnicamente, ocurre cuando se registran dos trimestres de crecimiento de la actividad económica. Aunque también existe otra que es más estructural –y que realmente significa recesión–, que es cuando la economía comienza a perder de manera importantes empleos y se comienza a deteriorar el aparato productivo.

    Sin embargo a la primera, Sergio Olarte, economista jefe de Scotiabank Colpatria, consideró que en Colombia puede pasar, hay que esperar una fuerte desaceleración. Sin embargo, el país está al borde de una recesión en la cual la economía se ve muy afectada debido, principalmente, a que «los últimos dos años han sido bastante positivos y ello genera una base muy buena para tener continuidad, de tal manera que , si se crece a cero, por ejemplo, se sigue estando muy bien».

    En BBVA Research tampoco se descarta una recesión técnica por la presencia de dos trimestres con variaciones negativas. Mauricio Hernández, economista senior, dijo que El crecimiento económico de Colombia se modera gradualmentesobre todo en el gasto de los hogares.

    (Lea también: Es oficial: más de 85 bienes y servicios no pagan el 16 % del salario mínimo)

    adams, el incremento de la tasa de interés para controlar la inflación, la misma inflación y la ausencia de ahorro familiar anterior están reflejando en un menor consumo de los hogares, lo cual llevará a una disminución de la dinámica de la inversión empresarial. “Este comportamiento se profundizará en 2023, cuando muchos países déarrollados, que son socios comerciales de Colombia, tendrán recesiones cortas y leves”, dijo.

    En tanto, el presidente ejecutivo de Fedesarrollo, Luis Fernando Mejía, aseguró que no nos encontramos ante un escenario de recesión, cualquiera que «sin duda» se genere que habrá una etapa de menor crecimiento. Desde la entidad advertir que El PIB para 2023 será del 1,5 por ciento antes del 7.7 por ciento esperado para 2022.

    ¿Cómo evitar una recesión?

    Para Sergio Olarte, se debe trabajar en la formalización de la economía y por la perspectiva de que la inflación se haya conocido meta y las expectativas lleguen a estabilizarse. Además, esclavo de mantener responsabilidad fiscal, regulación fiscal, la tasa de cambio flexible hay un banco central independiente.

    Mientras que desde Fedesarrollo considerando que lo más importante es acelerar inversiones en obras de infraestructura pública. «Pueden ser muy importante para acelerar el crecimiento económico y evitar los efectos de una desaceleración o, eventualmente, una recesión mundial».

    En este punto también lo diseñó Mauricio Hernández, quien aseguró que se requiere una alta capacidad de expulsión de los presupuestos dirigidos a la infraestructura. «Es necesario mantener abiertos los canales para que la inversión extranjera e interna –de origen privado– siga fluyendo hacia los proyectos claves del país. Además, es necesario cuidar la salud del mercado laboral y del mercado de capitales«, agregado.