Sáb. Abr 13th, 2024

    Edson Arantes do Nascimento, Pelé, quien tuvo este jueves 29 de diciembre, es uno de los íconos más importantes no solo del fútbol sino deporte en general. Tuvo una carrera ejemplar, brillante, de pocos clubes, pero de muchos goles y mucha magia.

    (Lea también: Pelé murió en Brasil: el mundo llora al rey del fútbol).

    Pelé es un ícono del Santos, el club brasileño donde creció, donde construyó los cimientos de su leyendaa club al que le fue leal y al que llevó a la gloria.

    Pelé inició su carrera como profesional allí, en 1956, en su equipo de la ciudad de Santos, Estado de São Paulo, el equipo con más niños en su historia futbolística. y que fue fundado el 14 de abril de 1912.

    Allí estuvo hasta 1974 y ganó un título de la Supercopa de Campeones Intercontinentales, dos de la Copa Intercontinental, dos de la Copa Libertadores de América, seis del Brasileirão, cuatro del Torneo Río-São Paulo y diez del Campeonato Paulista.

    Pelé quedó además como el máximo goleador de la historia del equipo paulista con 643 goles oficiales, la segunda mayor cifra en un mismo club.

    En 1975, aquejado por problemas económicos, Pelé decidió buscar otro horizonte, probar en otras latitudes, y fue así que decidió la propuesta del Cosmos de Nueva York de la North American Soccer League (NASL) de Estados Unidos, donde conquistó un título de liga. Antes, descartó propuestas de los principales clubes de Europa, ya quería evitar esa exigencia, pensaba en el retiro.

    Pelé, el alma de Brasil

    Pelé debutó con la selección brasileña en 1957 a los 16 años y fue máximo goleador de la Seleção con 77 goles.

    Disputó cuatro Copas Mundiales, de las que fue campeón en 1958, 1962 y 1970, siendo el futbolista que más veces y más joven la ha obtenido.

    Anotó 12 goles en Mundiales y fue elegido como mejor jugador en 1970 y el mejor jugador joven en 1958.

    Retirándose del fútbol en 1977 habiendo marcado 1301 goles según la RSSSF, 775 oficiales.

    DEPORTADO