Dom. Jun 16th, 2024

    El hilo volvió a romperse por lo más delgado. Harold Rivera ya es director técnico de Santa Fe el jueves por la noche, tras perder 0-2 ante Nacional en El Campín, a pesar de que al equipo le quedan dos partidos para buscar la clasificación.

    “Uno no siquiera tomar esas medidas, pero toca. Hay que evitar problemas y no queremos generar violencia. Se vio una tribuna enardecida y se vieron cargas contra el técnico. No hay ningún presidente o técnico que busque malos resultados”, el presidente de Santa Fe, Eduardo Méndez, para explicar las razones de la salida de Rivera.

    Al técnico se le pueden achacar varias razones para explicar por qué Santa Fe hoy depende de otros resultados para clasificar. Por ejemplo, no estabilizar una nómina, no haber encontrado un arquero confiable (su titular, José Silva, quedó borrado tras un grave error en el primer clásico contra Millonarios) o las borradas repentinas de algunos jugadores, como Iván Rojas.

    Foto :

    Mauricio Moreno. EL TIEMPO

    Los jugadores también tienen culpa en la floja campaña

    Pero no todo es culpa de Rivera. Por ejemplo, hay un factor que puede explicar el mal momento de Santa Fe, y es la falta de efectividad. Al final de la fecha 18, era el equipo que más remates hizo, 286, 16 más que el segundo, América.

    Sin embargo, su porcentaje de conversión era bajo: apenas el 8 por ciento de esos remates terminaron en gol. El líder de la Liga hasta el viernes, Millonarios, hizo 82 remates menos, sin contar el juego de este sábado contra Boyacá Chicó y marcó seis goles más. Su pórtico de conversión es del 14 por ciento.

    En el otro arco, el propio, también hay un factor de alerta. Santa Fe era el segundo equipo con menos remates al arco en contra, después de 18 fechas. 60, uno más que Boyacá Chicó. Y si se suman tiros desviados y bloqueados, también la cifra es baja: 196, uno más que Nacional.

    El gran problema es que muchos de esos tiros al arco acabaron en goles en contra, sea por errores individuales o por puntería de los rivales. Santa Fe tiene el porcentaje más alto de conversión de goles en contra: 11.2 por ciento, igualado con Deportivo Cali. Le llegan poco, pero cuando lo hacen casi siempre es gol…

    Hay actuaciones individuales a Santa Fe por debajo de las expectativas. El gran trabajo de Hugo Rodallega, que ha echado el equipo en los hombros, no ha alcanzado para compensar el basson de otros, como Wilson Morelo, quien incluso falló dos penaltis en la campaña.

    Otros que regresaron perdieron el puesto y no encontraron espacio, como Kelvin Osorio, quien, según versiones de prensa, llegó a un acuerdo para rescindir su contrato ante la falta de minutos.

    Rodallega puso la cara tras la derrota contra Nacional: «No solo es el entrenador, por ahí se dice que se corta por el hilo más delgado y él es la cabeza para cortar, pero quede claro que acá los jugadores no podemos dañar caso ajeno a la responsabilidad.Debemos asumir”, dijo.

    Santa Fe recibe este domingo al Huila (20:30 horas, Win+), con Gerardo Bedoya por el DT interino. Las cuentas todavía le dan para clasificar, aunque cuando salga a la cancha de El Campín ya sabrá qué pasó con los demás rivales. ¿La alcanzará para seguir luchando?

    José Orlando Ascencio
    Subdirector de Deportes
    @josasc

    Más notificaciones de Deportes