Lun. Mar 27th, 2023

    “Obviamente, la mayoría de los republicanos no se han visto afectados por su asociación con Trump”, dijo Saul Anuzis, expresidente del Partido Republicano de Michigan. «Probablemente incluso se aprovecharon de ello».

    La entrega de la respuesta del Estado de la Unión es, según la mayoría de las versiones, un concierto terrible, lleno de adornos políticos. Los discursos más memorables se recuerdan por las razones equivocadas: un poco de saliva en los labios, una búsqueda frenética de una botella de agua en la mesa de al lado.

    Pero ser elegido por la respuesta siempre es un honor. Y eso da una idea de la tendencia del partido de oposición en ese momento en particular. Cuando Sanders pronuncie su discurso, será un recordatorio saludable de que es probable que el impacto de Trump en el Partido Republicano dure generaciones, incluso cuando muchos republicanos dicen que están listos para alejarse de él.

    Kevin McCarthy – «mi Kevin», como lo llamó Trump una vez – estará detrás de Biden durante su discurso. Los miembros del Congreso estarán presentes, incluyendo Ryan Zinke de Montana, un secretario del Interior de la era Trump, y max molinero de Ohio, un ex asistente de Trump. Ronna McDaniel, quien llegó a quitarse el apellido para seguir congraciada con Trump, fue reelegida como presidenta del Comité Nacional Republicano el mes pasado.

    Varios ex funcionarios de la administración Trump se postularán para presidente, incluidos Mike Pence, Mike Pompeo y Nikki Haley. Incluso el gobernador de Florida, Ron DeSantis, ahora el principal rival de Trump por la nominación presidencial republicana, tiene que agradecerle a Trump por el galardón. Probablemente sería un excongresista poco conocido si no hubiera consentido a Trump en sus primarias para gobernador de 2018.

    De hecho, DeSantis puede haber proporcionado el modelo a seguir para Sanders. El entonces comisionado de agricultura de Florida, Adam Putnam, había vagado por los círculos republicanos y parecía probable que ganara la nominación del partido antes de que DeSantis llamara la atención de Trump con sus frecuentes visitas a Fox News para defender su presidencia.

    Ninguno de los políticos republicanos que se benefician de los aumentos adyacentes a Trump carece de sus propios argumentos de venta. Sanders, hija del exgobernador de Arkansas Mike Huckabee, disfrutó de un linaje reconocible para los conservadores en su estado natal. Y seleccionarla para responder a Biden el martes podría ayudar a los republicanos a reconectarse con las mujeres de los suburbios, que huyeron del Partido Republicano en la era de Trump. En un llamado a los latinos, con quienes Trump ha logrado ganancias modestas durante su mandato, el representante. Juan Ciscomaníde Arizona, proporcionará una respuesta en español.

    Al anunciar las apariciones de los dos legisladores, el presidente de la conferencia del Partido Republicano de la Cámara Elise Stefanik — la republicana de Nueva York cuya propia conversión a MAGA elevó su estatura en el Congreso — dijo en Twitter que el Partido Republicano “encarnar el sueño americano.”

    Pero dentro del Partido Republicano, también hay otro sueño en la era posterior a Trump: hacer que el fervor de Trump adquiera prominencia y luego, después de dos juicios políticos, la pérdida de Trump de la Casa Blanca en 2020 y una mitad de período decepcionante, vivir para convertirlo en algo. más.

    Sanders, dijo John Thomas, un estratega republicano que lidera un súper PAC pro-DeSantis, “pudo navegar en el mundo de Trump y salir del otro lado”.

    Él la describió como trazando una «hoja de ruta hacia el éxito en el Partido Republicano posterior a Trump».

    Antes de unirse a la Casa Blanca de Trump, Sanders era un agente político bastante estándar. Trabajó para varias campañas, incluida la de su padre, y no se la consideraba fanática de MAGA. Pero aceptó el papel, luchó agresivamente con la prensa y se ganó la confianza de Trump en el proceso. Fue su experiencia en ese puesto en la que se basó en gran medida cuando ingresó a las primarias republicanas el año pasado, tanto como lo hizo en su línea política.

    «No es solo eso [Sanders] era literalmente la voz de Donald Trump en esos embriagadores primeros días, pero también se conoce con el nombre de Huckabee, y los votantes primarios republicanos conservadores conocen el nombre de Huckabee», dijo Janine Parry, quien dirige la Encuesta de Arkansas, una encuesta organizada en la Universidad de Arkansas en Estado natal de Sanders. “Ella es una republicana de la vieja escuela, pero no una republicana de la vieja escuela. Ella es Trump, pero no Trump-republicana… Es como si estuviera a caballo entre dos mundos.

    ¿Y cómo los superpone un republicano? En este momento, Sanders está haciendo lo que hacen muchos republicanos: declarar su cariño por Trump mientras elude cualquier pregunta sobre si quieren que vuelva a ser presidente.

    «Amo al presidente» Sanders dijo en Fox News el mes pasado, cuando se le preguntó si respaldaría la campaña de Trump de 2024. Sin embargo, dijo: «En este momento no me estoy enfocando en 2024, me estoy enfocando aquí en Arkansas».

    En un declaración anunciando su estado de la unión compromiso, Sanders dijo que contrastaría «la visión optimista del Partido Republicano para el futuro con los fracasos del presidente Biden y los demócratas». Todavía es temprano en su carrera posterior a Trump. Y como dijo el escritor de opinión del Northwest Arkansas Democrat-Gazette durante el fin de semana, «ella no ha ocupado previamente ningún cargo electivo.

    «¿Qué la recomienda exactamente para ser, por una noche, la abanderada del Partido Republicano nacional?» escribió el editor, Greg Harton.

    Eventualmente, sin embargo, Sanders tendrá un historial posterior a Trump. Ya está empezando a montar uno. En su primer día como gobernadora, firmó una orden ejecutiva prohibir el uso del término «Latinx» en los documentos del gobierno estatal, y publicó otras pautas relacionadas con la teoría crítica de la raza y TikTok — todas las medidas conservadoras.

    “Ella no está sentada en una oficina esperando que suene el teléfono y que la gente le pregunte qué piensa sobre un tema”, dijo Robert Coon, un estratega republicano con sede en Little Rock, Ark. «Ella dirige un estado».

    Trump puede haber elevado su perfil, agregó Coon, pero en última instancia, como todos los que llegan al otro lado de su experiencia con Trump, forjará su propio historial. «No se equivoquen, se trata de ella», dijo Coon. “Ella es extremadamente talentosa. Ella entiende de política. Ella es increíblemente inteligente.

    Por admin