Sáb. Feb 24th, 2024

    Un equipo internacional de científicos de diferentes disciplinas ha unido sus fuerzas y, por primera vez en la historia, ha logrado ‘resucitar’ moléculas de hasta 100.000 años de antiguedad. Según publican los autores de este logro en un artículo de la Revista ‘Ciencia’la unión de las comunidades de arqueólogos, bioinformática, biologos moléculas y química ha permitido convertir los laboratorios en verdaderas máquinas del tiempo, viajar hasta la Edad de Hielo y descubrir, por ejemplo, varias especies de microorganismos extintos que hasta ahora se conocían.

    La investigación, publicada este mismo jueves, se basa en restos dentales de 12 neandertales que vivió entre 100.000 y 40.000 años después, 34 humanos modernos entre 30.000 y 150 años y 18 humanos contemporáneos. Los científicos se centran, concretamente, en el estudio dental de sarro: la única parte del cuerpo que se fosiliza rutinariamente durante la vida y que, como sabéis, se convierte en una especie de cementerio de bacterias mineralizadas.

    Una de las muestras dentales que más sorprendió a los expertos fue de la conocida como ‘Dama roja de El Mirón’, una mujer adulta que vivió hace 19.000 años en las escarpadas montañas de Cantabria. El estudio de sus dientes permitió encontrar los restos de una bacteria oral hasta ahora desconocida del género ‘Chlorobium’. Este mismo microbio tambien fue hallado en otros siete humanos paleolíticos y neandertales.

    Cómo resucitar una molécula

    Una vez recuperados los restos de estas bacterias antiguaslos cientificos utilizaron herramientas de biotecnologia molecular sintetica para ‘resucitarlas’. Empezaron cogiendo bacterias vivas actuales, les introdujeron parte de estos genes antiguos y, desde ahí, las ‘reactivaron’ para que volvieran a funcionar. Se trata de la primera vez que se utiliza este tipo de herramientas en bacterias antiguas. «Este es el primer paso para Acceso a la diversidad química oculta de los microbios del pasado de la Tierra”, explica Martin Klapper, investigador de la Universidad de Leibniz-HKI y coautor de este estudio.

    «Este es el primer paso para acceder a la diversidad química oculta de los microbios del pasado de la Tierra»

    noticias relacionadas

    Según argumentan los expertos que han liderado este trabajo, esta nueva técnica agregar una dimensión nueva y emocionante al descubrimiento de compuestos del pasado. «Ahora podemos empezar a trabajar con miles de millones de fragmentos de ADN antiguos desconocidos y ordenarlos sistemáticamente en genomas bacterianos perdidos tan lejanos como de la Edad de Hielo”, comentó Alexander Hübner, investigador postdoctoral en MPI-EVA y coautor de este trabajo.

    Este hito científico, liderado por expertos de Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva y la Universidad Harvardpodría albergar una nueva área de estudio central, por ejemplo, en estudiar la diversidad genética, microbiana y química de nuestro pasado. “Nuestro objeto es trazar un camino para el descubrimiento de compuestos antiguos e informar sobre sus posibles aplicaciones futuras”, explicó con entusiasmo el equipo de expertos que ha logrado hito.