Lun. Oct 2nd, 2023

    GAFFNEY, SC — El miembro del Salón de la Fama del Béisbol y dos veces ganador del premio Cy Young, Gaylord Perry, un maestro del spitball que escribió un libro sobre el uso de la cancha, murió el jueves.

    Tenía 84 años.

    Perry murió en su casa en Gaffney alrededor de las 5 a.m. del jueves por causas naturales, dijo el forense del condado de Cherokee, Dennis Fowler. No proporcionó detalles adicionales.

    El nativo de Williamston, Carolina del Norte, hizo historia como el primer jugador en ganar el Cy Young en ambas ligas, con Cleveland en 1972 y San Diego en 1978, justo después de cumplir 40 años.

    Perry tuvo marca de 24-16 en su primera temporada con Cleveland después de 10 años con los Gigantes de San Francisco. Tuvo marca de 21-6 en su primera temporada con los Padres en 1978 para su tercera y última temporada de 20 victorias.

    «Antes de ganar mi segundo Cy Young, pensé que era demasiado viejo, no pensé que los escritores votarían por mí», dijo Perry en un artículo en el sitio web del Salón de la Fama del Béisbol Nacional. «Pero votaron por mi desempeño, así que lo gané».

    Perry, quien lanzó para ocho equipos de Grandes Ligas de 1962 a 1983, fue cinco veces All-Star y fue elegido para el Salón de la Fama en 1991.

    Gaylord Perry de los Bravos de Atlanta firmando autógrafos antes de la apertura de la temporada en el estadio del condado de Fulton en agosto de 1981 en Atlanta.Archivo de Ronald C. Modra/imágenes falsas

    Tuvo un récord de carrera de 314-255, terminó con 3,554 ponches y usó un estilo de lanzamiento en el que manipuló las pelotas de béisbol o engañó a los bateadores para que pensaran que las estaba manipulando.

    Su autobiografía de 1974 se llamó «Me and the Spitter», y la escribió en el sentido de que en su debut en 1962 fue el «undécimo hombre en un equipo de 11 lanzadores» para los Giants. Necesitaba una ventaja y aprendió el spitball de su compañero de equipo en San Francisco, Bob Shaw.

    Perry dijo que lo lanzó por primera vez en mayo de 1964 contra los Mets de Nueva York, lanzó 10 entradas sin permitir una carrera y poco después ingresó a la rotación de abridores de los Giants.

    El miembro del Salón de la Fama del Béisbol Gaylord Perry saluda a los fanáticos en el All-Star FanFest en Washington el 14 de julio de 2018.
    El miembro del Salón de la Fama del Béisbol Gaylord Perry saluda a los fanáticos en el All-Star FanFest en Washington el 14 de julio de 2018.Archivo de Susan Walsh / AP

    También escribió en el libro que masticaba corteza de olmo resbaladizo para acumular su saliva y finalmente dejó de lanzar en 1968 después de que la MLB dictaminó que los lanzadores ya no podían llevarse los dedos a la boca antes de tocar la pelota de béisbol.

    Según su libro, buscó otras sustancias, como la vaselina, para curar la pelota de béisbol. Usó varios movimientos y rutinas para tocar diferentes partes de su camiseta y cuerpo para engañar a los bateadores haciéndoles creer que estaba aplicando una sustancia extraña.

    Perry fue expulsado de un juego solo una vez por manipular una pelota de béisbol, cuando estaba con Seattle en agosto de 1982. En su última temporada con Kansas City, Perry y su compañero de equipo Leon Roberts trataron de ocultar la tristeza del famoso bate de pino de George Brett en la casa club, pero fue detenido por un guardia. Perry también fue expulsado por su papel en este juego.

    Después de su carrera, Perry fundó el programa de béisbol en Limestone College en Gaffney y lo entrenó durante los primeros tres años.